Buenos aquí estamos, hoy voy a iniciar este tipo de post en el blog dedicado a las recetas a ver si os animáis vosotros y las hacéis también que seguro que os quedan espectaculares. Vamos a empezar con una de nuestras favorita: Tarta Tres Leches.

Yo soy muy de intentar e intentar miles de recetas de la misma cosa hasta que llegue una que me robe el corazón jeje, así que no pasa nada si os sentís en la misma situación, además que viene muy buen para que encontréis vuestra propia personalidad repostera.

Pasa mucho que una receta tiene 50 variantes!! No os ha pasado que buscáis ‘Bizcocho de Vainilla’ y aparecen 50 formas de hacerlo?? Pues aquí lo que os voy a presentar es la que a nosotros nos funciona! La que después de varias pruebas ha sido la ganadora en sabor y textura y por supuesto nuestra receta de confianza, y que mejor que iniciar con nuestra preferida ‘Tarta Tres Leches’!!

Yo siempre digo: venezolana que no sabe hacer Tarta Tres Leches no es venezolana!! Aunque debo reconocer que hay que encontrarle el punto para que quede 100% perfecta. Toda América Latina discute por el crédito de la Tarta Tres Leches, pero yo digo que es Venezolana venezolanisisma!! Todos los venezolanos hemos crecido con este delicioso sabor y es quizá una de las cosas que más añoramos de nuestra tierra cuando emigramos… Así que ¡A no añorar más! A hacerla vosotros mismos! Claro que si queréis ahorraros el trabajo siempre podéis pedírnosla y os la prepararemos con todo el amor del mundo (info@deleittereposteria.com)

Para los que no conozcan esta tarta, se trata de un bizcocho súper suave y esponjoso con una textura muy diferente a los bizcochos convencionales, que cuando está listo se baña con tres tipos de leches: Evaporada, condensada y crema de leche. Para decorar se utiliza ‘Glasa tradicional’ un merengue hecho a base de claras de huevo y azúcar… No importa cuando os describa esta tarta, tenéis que probarla para que os derritáis también!!

Bueno ya no os mareo más!! A continuación os dejo la receta de la Tarta Tres Leches, por su puesto después no dejéis de leer los consejos y tips que os escribo después sobre esta receta ;):

Receta para una rica Tarta Tres Leches:

  • Tiempo de preparación: 30 min
  • Tiempo de horneado: 30 min
  • Tamaño: 10-15 porciones

Ingredientes:

Bizcocho:

  • 145 gr de azúcar.
  • 70 ml. De leche entera
  • 145 gr. De harina
  • 3 huevos
  • Pizca de sal
  • 5 ml de esencia de vainilla (una cucharadita)
  • 5 ml de levadura química (una cucharadita)

Crema:

  • 2 Latas de leche condensada pequeña
  • 200 ml de leche evaporada
  • 200 de crema de leche.

Merengue:

  • 4 claras de huevos
  • 200 gr. De azúcar

Preparación:

Calentamos el horno a 180º.

Batimos los huevos con el azúcar hasta que estén muy bien integrados (intentando que no se sientan los grumos de azúcar). Luego vamos añadir la harina (que tiene que estar tamizada), el polvo de hornear y la leche alternando en tres partes: empezamos con un poco de leche, luego un poco de harina y así tres veces, terminando siempre con  leche. Añadimos la vainilla, y ya tenemos la mezcla del bizcocho hecha.

Enmantequillamos y enharinamos nuestro molde. Yo prefiero usar las fuentes de vidrio porque después con la mezcla de leches y la decoración queda muy bonito, pero podéis usar cualquiera que os guste, que se pueda meter en el horno.

Podéis hornear en un molde y luego pasar el bizcocho a donde lo vais a presentar pero tiene que tener un poco de profundidad para que las leches no se salgan del recipiente.

Ponemos nuestra mezcla en este molde y ¡Al horno! Durante uno 30 – 40 min aprox.

Mientras se hornea nuestro rico bizcocho, vamos juntar en un bol las tres leches y podemos, (si os gusta y no es para niños) añadir un chorrito de ron. A nosotros este toque nos encanta.

Cuando hayan pasado 35 min, abrimos el horno con mucho cuidado y metemos un cuchillo en el centro, si sale limpio ¡nuestra tarta ya está lista!

Con la ayuda de un tenedor vamos a hacer huecos en todo el bizcocho y echamos por encima la mezcla de leches, lo vamos a ir echando por partes, esperando que el bizcocho la vaya absorbiendo. Cuando lo tengamos lo metemos en la nevera para que enfríe 😉

Ahora vamos a hacer la mezcla de la glasa tradicional o merengue, vamos a montar las claras a punto de nieve y vamos a ir añadiendo el azúcar. Cuando este lista cubrimos nuestra tarta, espolvoreamos canela por encima y ¡Tarta Tres Leches LISTA!

Tarta Tres Leches

¿A qué ha sido muy fácil? Bueno ahora voy a dar consejos y tips sobre esta receta:

Consejos y Tips para elaborar una Tarta Tres Leches perfecta:

  • Sobre las medidas:

En la repostería, a diferencia de la cocina tradicional, todo es muy específico. Si dice 145 gr son 145 gr y no 150 ni ‘al ojo’. Mi recomendación para esto es que tengáis un peso de cocina (si es digital mejor) así podéis medir con exactitud la cantidad de ingredientes y tendréis el 80% de seguridad que cualquier receta os salga bien. También os recomiendo tener las cucharas medidoras

Yo prefiero utilizar recetas con medidas en gramos, las de ‘una taza de…’ puede ser muy relativo. Si tenéis las cucharas medidoras y poner poner el contenido exacto de una taza, genial. Pero ni no, nunca uséis las tazas de vuestra casa… Evidentemente vuestras tazas y las mías no son la misma así que va a ver diferencia en las medidas de los ingredientes… Así que ¡siempre a medir!

  • Sobre el molde y la cantidad de tarta:

Esta rectea como os conté es para unas 10 – 15 personas. Depende mucho del molde que utilicéis. En moldes pequeños (15 cm) la tarta tiene más posibilidades de crecer y quedar gruesa, en moldes más grandes la tarta se esparce y crecerá menos. A mí me gustan las tartas que quedan altas. Visualmente lucen mucho y luego cuando se sirve con poner un trozo de uno o dos dedos de grosor se ve representativo y elegante en el plato

  • Sobre la receta:

Los ingredientes SIEMPRE SIEMPRE SIEMPRE tienen que estar a temperatura ambiente. Si los huevos están fríos veréis que vuestra tarta no subirá tanto.

En muchas recetas de Tarta Tres Leches veréis que separan las yemas de las claras. Montan las claras y reservan y luego integran todo. Yo este método no lo utilizo, he probado tres veces y no ha gustado el resultado. Así que yo os propongo batir el huevo completo de una vez, pero ya como os sintáis más seguras.

La clave está en batir. Lo mejor es que tengáis un batidor de varillas, si es de vaso mucho mejor, pero con el batidor de cocina los resultados no son los mismo. Mientras mejor batáis la mezcla, más esponjosa quedará 😉

SIEMPRE hay que tamizar la harina. Podéis usar un colador o un tamizador directamente (no son muy caros pero aseguraos de que sea de acero inoxidable). Mezclar siempre la harina con el polvo de hornear y tamizar todo. (Esto lo vais a hacer en casi todas las recetas)

El truco de integrar la leche y la harina en tres partes es genial! Yo lo hago en todas las tartas y quedan muy bien. Así garantizamos que los ingredientes se están integrando perfectamente y que la mezcla no queda muy pesada por no batir bien la harina.

  • Sobre el enharinado y enmantequillado:

Esto podéis hacerlo de la forma tradicional, que es untar mantequilla en el molde y luego la harina, pero si hacéis tartas continuamente os recomiendo comprar un spray desmoldante. Nosotros usamos: Spray Desmoldante Porfesional Dubor, que compramos en una de nuestras tiendas favoritas My Karamelly y es genial! Muy práctico y os quita llenaros las manos de mantequilla ;).

  • Sobre las leches:

Yo utilizo 2  latas de leche condensada porque me gusta que quede dulce y que la tarta que muy muy pero muy húmeda, ‘enchumbada’ como decimos en Venezuela jeje… No tenéis que usar toda la mezcla; Si veis que ya se reboza de vuestro molde ya no pongáis más. Podéis guardar lo que os queda, porque si pasan las horas y la tarta absorbe lo que tienes, ponéis ir poniendo más.

  • Sobre el horneado:

Cada horno ES UN MUNDO! Lo mínimo que debe estar esta tarta en el horno son 30 min. Tenéis que saber cómo funciona vuestro horno. A los 30 min (NUNCA ANTES) podéis abrir el horno para verificar con el cuchillo si ya está listo.

Importante, nunca os guiéis (aunque si es verdad que entran los nervios) porque la parte de arriba la veáis quemada. Muchas veces pasa que la tarta está muy cerca o tiene más calor por la parte de arriba y se quema, pero esto no quiere decir necesariamente que la tarta está lista.

Si cuando la sacáis, tiene una ‘montañita’ quemada, podes quitársela o con un cuchillo o con una lira, una vez que el bizcocho este frío y lo hayáis sacado del molde.

  • Sobre la conservación:

Lo mejor es hacerla, dejara en la nevera ‘que meceré’ y comerla al día siguiente. Siempre, la Trata Tres Leche debe estar en la nevera y se consume fría.

  • Sobre el merengue:

Para esto importante que utilicéis el batidor de varillas y hacer movimientos circulares con ‘rapidez’ para montar las claras, de lo contrario no van a montar con la textura deseada.

La cantidad de azúcar de esta receta es ostentativa. Si, ya se que he dicho que en la repostería todo es exacto, pero en esta parte varía en función de la textura deseada… No puede queda muy compacta ni muy líquida. Si veis que con los 200 grs de azúcar queda muy ligera, ir añadiendo un poco más.

  • Sobre la decoración:

Aquí es como queráis, si se os da bien la manga podéis hacer cosas con ella, sino podéis con la ayuda de una espátula cubrir el bizcocho y con la misma espátula pegar a la superficie de la tarta y despegar para hacer como una especie de picos. Cuando lo tengáis la podéis meter en el horno para que se doren los picos y ya esta =)

¿Qué os ha parecido nuestra receta de tarta tres leches? Esperamos que con nuestros consejos os salga fenomenal!! Si os animáis a hacerla déjanos en los comentarios tus experiencia y si tienes alguna duda también =)

Recuerda que en Deleitte estamos para ti, si quieres ahorrarte todo este trabajo y quieres encargar una rica Tarta Tres Leches envíanos un correo a info@deleittereposteria.com y la hacemos del tamaño que quieras ;). Estamos en Las Tablas de Madrid. Si no puedes buscarla, hacemos entrega en la Zona A, bajo demanda y disponibilidad!